Introducción – BOYACÁ

A tan solo unos kilómetros de Bogotá, una gran diversidad de lugares para todos los gustos y estilos te esperan. Así que arma tu maleta, ponte unos tenis y escápate al departamento de Boyacá. Con sus paradisíacos paisajes –muchos visitantes aseguran que nada tienen que envidiarle a los de La Toscana– podrás agendar planes históricos, culturales, naturales y gastronómicos, y te llevarás una experiencia única e inolvidable.

Aunque en las mañanas y al medio día el clima de la mayoría de los pueblos de Boyacá no es tan frío, es importante que lleves una chaqueta o un suéter para las noches. Además de visitar monumentos icónicos de nuestra Independencia y recorrer iglesias y plazas de pueblos mágicos, podrás realizar rutas ecológicas y sorprenderte con el maravilloso trabajo a mano y amabilidad de artesanos y campesinos de la zona.

Crédito Fotografía: Deuna Colombia Tours