EL ÍCONO BOGOTANO

El cerro de Monserrate es un ícono por excelencia de Bogotá, el punto de encuentro de la fe, la naturaleza, la cultura y la gastronomía. Está ubicado a 3.152 metros de altura sobre el nivel del mar, y en su cima reposa el santuario del señor Caído de Monserrate, un lugar que congrega peregrinos de todas partes del mundo. Además, por su exuberante vegetación y por ser el punto donde mejor se observa la panorámica de Bogotá, es un lugar que convoca turistas nacionales y extranjeros, y un sinnúmero de deportistas que aprovechan la subida al cerro para ejercitarse mientras disfrutan del paisaje.

Para llegar a la cima de Monserrate hay varias opciones de transporte, el teleférico, que se inauguró en 1955; el funicular, que lentamente sube por el hermoso paisaje andino, y el sendero peatonal.

Antes de volver a bajar, es esencial que los visitantes prueben las exquisitas propuestas culinarias de sus restaurantes. Por un lado, está Casa San Isidro, con un selecto menú francés, en un ambiente romántico enmarcado en una bella casona colonial con terraza y en donde el suave sonido del piano le da un toque especial. Durante el año tienen temporada de cuaresma con pescados importados, temporada de menú francés, temporada de langosta, de vinos y champagne, así como plan cava para parejas.

Por otra parte, se encuentra el restaurante Casa Santa Clara, que ofrece a los visitantes la oportunidad de saborear platos típicos colombianos como ajiaco, bandeja paisa o sobrebarriga, y onces santafereñas en su Café Santa Clara. Esta hermosa casa, construida en 1924 en el antiguo pueblo de Usaquén, fue trasladada al cerro de Monserrate en 1979 y hoy en día es un lugar acogedor para encuentros familiares y corporativos.

WWW.CERROMONSERRATE.COM